Historia de la Joyería

La joyería es un arte que se lleva desarrollando desde la prehistoria y ha evolucionado cultura tras cultura a lo que hoy conocemos. Nos parece muy importante conocer de dónde venimos para saber a dónde vamos y, por ello vamos a hacer un pequeño repaso a la historia de la joyería. La historia de la joyería forma parte de la historia artística de cada momento y en cada época las joyas han tenido un significado diferente. También han cambiado los materiales y las historias detrás de cada pieza. Han sido símbolo de estatus, se han utilizado como amuletos de protección… ¿Queréis saber más? ¡Embarcaos en este viaje con nosotros!

Joyería prehistórica

Se piensa que la joya más antigua se realizó por los neandertales europeos. La pieza más antigua que se ha encontrado en España estaba al Sureste y data de hace 115000 años. En Kenia y Rusa hay piezas de hace 40000 años, en el primer lugar se fabricaban con huevos de avestruz mientras que, en el segundo, se hacían los anillos con mármol.

Las joyas en Egipto

Los primeros indicios de joyería que se encuentra en Egipto datan de alrededor de 3000 a 5000 años y eran piezas realizadas con materiales preciosos, más en concreto oro. La joyería en este momento simbolizaba el poder político y religioso. Además, otro uso que tenían era como ritual funerario para meterlas en las tumbas y así asegurarse la inmortalidad tras la muerte, ya que se veían como necesarias en la otra vida.

Joyería griega

Las piezas preciosas encontradas en la Antigua Grecia se remontan al año 1600 a.C. En el periodo micénico se utilizaba ya las técnicas del fundido, barras retorcidas y fabricaron alambres. Si nos trasladamos al año 300 a. C. nos encontramos que los griegos hacían uso de piedras como amatistas, esmeraldas y perlas. Sus técnicas se basaban en piezas fundidas y piezas martilladas. Estas joyas solo se utilizaban en ocasiones especiales y se entregaban como regalo –especialmente a las mujeres-, quienes a partir de la joyería mostraban su estatus y su belleza. Pero no solo eso, también se llevaban para evitar el mal de ojo, ya que se creía que las piezas realizadas con joyería otorgaban poderes sobrenaturales.

Roma y sus joyas

La joyería romana tuvo diversas inspiraciones, sin embargo, el accesorio más visto fue el broche. Fue usada como talismán contra el mal de ojo al igual que en Grecia. Se usaban materiales muy variados: oro, bronce, huesos y se decoraban con piedras como zafiros, diamantes, esmeraldas o gemas orgánicas. Con la caída del imperio el territorio fue dividido y se perdieron grandes técnicas.

La joyería en el Renacimiento

Más adelante en el Renacimiento encontramos un esplendor del comercio, lo que posibilitó el comercio de gemas preciosas por Europa y la joyería empezó a verse como un arte. Se fabricaban joyas con esmeraldas importadas de Colombia, amazonita de Brasil, cisoberilo de Sri Lanka, etc. El apoteósico momento joyero en este momento llegó con Napoleón. El emperador francés introdujo los conjuntos de joyas a juego. En este momento, además, se reconoce a un joyero barato como “Bijoutiers” – de ahí el origen de la palabra “bisutería”- y al joyero caro se le llama “Joailliers”.

Joyas en el Romanticismo

A finales del siglo XVIII la joyería del romanticismo estuvo seducida por los descubrimientos arqueológicos y por el arte medieval y renacentista. Con el comienzo de la revolución industrial se diversificó el mercado joyero y encontraremos las primeras joyas de imitación y joyas magníficas para la clase alta. En esta época se fundaron grandes casas joyeras como Tiffany (Estados Unidos), Cartier (Francia) y Bvlgari (Italia).

Piedras preciosas en el Art Nouveau (1895-1910)

Este estilo se caracterizó por usar el color mediante la técnica de esmaltado. Encontramos motivos muy femeninos que se presentaban entre el erotismo y la muerte de manera artística. Destacan las orquídeas, lirios, cisnes, pavos reales, serpientes o libélulas. Uno de los más famosos realizando libélulas fue René Lalique. Sin embargo tras la Primera Guerra Mundial su estilo se volvió más sobrio.

Joyas Art Deco

Este periodo se encuentra entre 1920 y 1950 y se caracteriza por ser el momento en el que la joyería se simplificó y se empezaron a desarrollar accesorios en masa. Se comenzaron a usar plásticos y aluminios influenciados por Walter Gropius y El movimiento alemán Bauhaus. Se valoraba más dominar la técnica que el material utilizado.

El Imperio Chino y los accesorios

Si hay que destacar un material que ellos amasen es el jade. Les gustaba por sus calidades físicas: dureza y belleza. Además, también utilizaban la plata. Los amuletos más comunes que este imperio desarrolló fueron símbolos chinos como puede ser el fénix o el dragón. Además se caracterizó por no fabricar ni usar pendientes. Muchas veces las joyas que desarrollaban se usaban para decorar las tumbas.

Joyas Indias

Su joyería se inspiraba en el hinduismo. Además, India ha tenido grandes minas de metales y gemas preciosas, lo que le ha posibilitado especializarse en este mercado para exportar las piezas a toda Europa. En un inicio este sector estaba dedicado únicamente a mujeres, quienes llevaban muchos abalorios realizados en arcilla o conchas que posteriormente sustituyeron por materiales más resistentes como el metal. Los motivos más vistos son el elefante, la serpiente o el pavo real. Una curiosidad es que ellos ven el oro y la plata como materiales sagrados y, por lo tanto, no podían utilizarse por debajo de la cintura.

Joyería en América del Norte y del Sur

Las piezas realizadas en esta zona solían tener incrustaciones de turquesa, nácar, amatista, conchas o coralina, que fueron unas piedras muy queridas por los aborígenes. La nobleza solo podía llevar un material: el oro, que se decoraba con plumas. Cuantas más joyas tuviesen más poder ostentaban. Aun así, el oro no se consideraba tan valioso como algunas plumas o gemas como las turquesas o el jade.

Joyería Contemporánea

A partir de los años 60 encontramos en la joyería contemporánea materiales no preciosos. La pieza tiene un significa ya conceptual. Destacar como la joyería artesanal cada vez tiene más valor y ha tomado impulso en los últimos años. Esta nueva época nos ha traído el cultivo de perlas, el desarrollo de gemas preciosas sintéticas, metales en arcillas o los cristales de Swarovski.

Estas han sido algunas pinceladas de la historia de la joyería, pero hay mucha más información disponible para todos aquellos que quieran saber más. Esperamos que os haya gustado. Recordad que si os queréis hacer con alguna pieza estamos en Joyería Montón a vuestra disposición.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies