Tipos de gemas en joyería

En el proceso de diseño de una joya el comienzo viene marcado a partir de la adquisición y manipulación de una gema que, dependiendo de muchos factores, puede encerrar un alto potencial de diseño. Por ello, en este artículo haremos un recorrido a través de las gemas más conocidas y apreciadas en joyería.

Proceso de formación de las gemas

Las gemas se crean a partir de procesos y fuerzas naturales que las definen por su color, forma, pureza, dureza y otros aspectos. Desde su formación hasta su desgaste, las rocas pasan un proceso denominado ciclo de las rocas. Este ciclo es el que provoca que las rocas se conviertan finalmente en gemas debido a las condiciones climáticas, es decir, temperaturas y presión, a las que se someten las piedras.

Así, las gemas han sido divididas en el sector joyero entre gemas preciosas y gemas semipreciosa. Sin embargo, nada tiene que ver esta clasificación con sus características ni valor adquisitivo. Hoy en día los consumidores buscan y conocen las gemas porque se sienten atraídos por su color o brillo, lo que da lugar a que muchas gemas aparezcan en el espectro visible de los compradores.

Gemas preciosas

Encontramos cuatro piedras denominadas preciosas: diamante, rubí, zafiro y esmeralda.

Diamante

El diamante es la gema insignia en joyería. Se compone de carbono cristalizado y  es apreciada por su dureza, pureza y brillo, siendo el color blanco el más conocido y valorado por la industria y los compradores. También existen diamantes naturales en color amarillo, naranja, rosa o azul. Los diamantes son certificados según una serie de patrones de calidad y un documento expedido por un laboratorio, lo que aumentará el valor final de la venta.

Rubí

El rubí es la gema más famosa de color rojo intenso. Puede contener destellos anaranjados y se considera de mejor calidad que aquellas que tienen un color rojo violáceo. Es una piedra libre de inclusiones e impurezas. Los rubíes de mejor calidad se encuentran en Birmania debido a la pureza de su color.

Zafiro

Es una gema mucho más abundante que el rubí. El zafiro es conocido y valorado por su color azul intenso, aunque se puede encontrar en otros tonos como el rosa, el verde o el violeta.

Esmeralda

Es la última de las gemas denominada preciosa por su pureza, exclusividad y calidad. Tiene un color verde intenso con toques azulados. Su brillo la convierte en una de las gemas más buscadas y codiciadas en el sector de la joyería. Es una pieza muy delicada debido a sus inclusiones y, por lo tanto, hay que tener especial cuidado al manipularla. Por ello, para determinar su valor es importante examinar su intensidad de calor y si ha sido tratada.

Las gemas preciosas por lo general pueden ser tratadas a través de prácticas y procesos comunes dentro del mercado para su mejora y perfección. Las piedras que no tienen que ser tratadas representan un valor mucho más alta dentro de la industria por no necesitar intervención humana. El precio de una gema dependerá de las características de la piedra y, si nos acercamos al precio en joyería, dependerá del color, talla y proporciones. A la hora de comprar una pieza que contenga una piedra preciosa es recomendable pedir el certificado de laboratorio que especifique las características de la gema.

Gemas semipreciosas

Aguamarina

Esta gema es conocida por sus tonos azules similares a los del mar: azul claro, azul oscuro y  verde claro, siendo el primero el más deseado por los compradores. Son piedras claras y translucidas en comparación con las anteriores.

Lapislázuli

Es una de las gemas más valoradas del mercado junto al diamante y se caracteriza por poseer un color azul profundo e intenso, que en ocasiones puede tener matices violetas. Su nombre significa Piedra del Cielo y esta gema ha sido valorada desde la Antigüedad. Ya en Egipto la encontramos en sus joyas, como las que pertenecían al tesoro de Tutankamón.

Esta piedra puede incluir en determinadas ocasiones destellos de color blanco y de oro. Las gemas de mayor calidad serán las que no presenten estos colores y sean de un azul intenso. Aun así, cuando aparecen inclusiones doradas la gema puede ser muy atractiva a ojos de los compradores.

Cuarzo

Es la familia más numerosa de todas, contiene muchas de las gemas más usadas en la joyería. Debido a su abundancia, encontramos gran cantidad de variables de acuerdo a su color, versatilidad, dureza y economía. Entre los cuarzos más conocidos encontramos el cuarzo rosa. Este se caracteriza por ser bastante común y apreciada tanto por consumidores como por joyeros. Su color tiene diferentes intensidades de rosado que van desde el más claro hasta un tono más fuerte cerca del color melocotón. El cuarzo rosa generalmente es translúcido. Otros cuarzos que encontramos son el cuarzo rutilado o el citrino.

Amatista

La amatista es una de las gemas más conocidas dentro de la industria de la joyería. Su color característico es un púrpura muy intenso y cristalino, aunque hay variantes más claras. Este color es más costoso que otros más claros, lo que elevan el precio de este tipo de joyas.

Gemas orgánicas

Exista una última clasificación de gemas que son aquellas que se crean a partir de procesos orgánicos, por lo que viene de procesos naturales de origen vegetal o animal. En esta clasificación se encuentran las perlas, el coral, el ámbar y el nácar.

Perla

Esta gema puede variar mucho en cuanto a su color y su forma. Así, existen diferenciar en cuanto a su procedencia: agua salada o agua dulce, o si son de crecimiento natural o cultivadas.

Ámbar

También conocida como Piedra Solar u “Oro del Norte”, esta gema es una piedra suave, sedosa, ligera, cálida y de alto impacto visual. El ámbar natural puede varias en su tonalidad. El tono amarillo transparente es el más conocido y deseado, sin embargo, las otras tonalidades también son muy vistosas.

Nácar

Es un recubrimiento que se da en el interior de las conchas de algunos moluscos. Es una sustancia que el animal segrega cuando detecta un cuerpo extraño en el interior de su cuerpo. Hablamos de la misma sustancia que cubre las perlas.

Esperamos con este blog haberos ayudado a conocer un poco más los diferentes tipos de gemas que existen en joyería. Si quieres más información o alguna pieza que contenga estas gemas, ven a vernos a Joyería Montón y te ayudaremos a resolver tus dudas y encontrar la pieza perfecta. ¡Hasta el jueves que viene!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies